Del blog Ana en la Cocina

Souflé menorquín.

 

Este postre lo descubrí hace 28 años, cuando me vine a vivir a Menorca y siempre lo he conocido por “soufle menorquin”. Es una especialidad que se suele encontrar en muchas cartas de restaurantes menorquines y en pastelerías.
Está compuesto por una base de bizcocho (yo he hecho la típica tortada y la he calado con licor de almendras), helado de vainilla y merengue gratinado o flambeado con algún licor.
Es muy similar a la “tortilla alaska” cuyo origen como muchas otras recetas es incierto y existen varias versiones. En una de ellas se dice que fue creado por un físico estadounidense llamado Benjamin Thompson Rumford, que tenía un gran interés por la gastronomía y en 1804 quiso demostrar que la clara de huevo batida es mala conductora del calor. En el interior de las claras batidas había helado y no se derritió por acción del glaseado o posterior flambeado con ron.

SOUFLE-MENORQUIN-1

INGREDIENTES

Para el bizcocho:
4 Huevos
150 gr. de Almendras molidas
150 gr. de Azúcar
La ralladura de la piel de un limón

Para el Merengue:
3 Claras de Huevo (140 gr.)
140 gr. de Azúcar blanquilla
140 gr. de Azúcar glass
Una pizca de Cremor tártaro o unas gotas de zumo de limón

1 litro de helado de Vainilla

150 ml. de Licor de Almendras para emborrachar el bizcocho (opcional)

PREPARACIÓN

El bizcocho
Separar las claras de las yemas de los huevos.
Montar las claras con unas gotas de limón a punto de nieve fuerte.
Batir las yemas con el azúcar hasta que doblen el volumen y blanqueen. Añadir la ralladura de limón y la almendra molida y mezclar bien.
Unir la mezcla de yemas y las claras montadas con una espátula de silicona, con movimientos envolventes y con cuidado para que no bajen las claras.
Verter la mezcla en un molde rectangular de 22 x 30 cm. forrado con papel vegetal.
Meter en el horno precalentado a 180º, durante 20 minutos.
Sacar del horno y desmoldar una vez que se haya enfriado.

El merengue
Poner en un bol hondo las claras y con varillas eléctricas montarlas a punto de nieve. Sin dejar de batir ir incorporando poco a poco el azúcar blanquilla y el crémor tártaro o las gotas de zumo de limón hasta que la mezcla esté brillante y empiece a formar picos.
Añadir ahora el azúcar glass espolvoreando sobre las claras poco a poco con un colador y mezclándolo con una espátula con movimientos envolventes.
Poner el merengue en una manga pastelera o una bolsa con boquilla ancha.

Montar el souflee
Quitar el papel vegetal al bizcocho y volver a colocarlo en la bandeja donde se ha horneado.
(1).- Calar el bizcocho con la ayuda de un pincel de cocina con el licor de almendras.
(2).- Cubrir el bizcocho calado con el helado de vainilla (que se habrá sacado del congelador una hora antes de utilizarlo, para que sea más fácil su manejo).
(3) y (4).- Cubrir el helado con el merengue y guardarlo en el congelador.
En el momento de servir el souflee gratinarlo unos minutos en el horno o dorarlo con un soplete de cocina.
Tambien se puede flambear justo antes de servir con ron. En ese caso no calar el bizcocho con el licor de almendras. Si entre los comensales hay niños se puede prescindir del licor.

 

Idiomas »
X