Receta del blog ANA EN LA COCINA


Cómo preparar solomillo de pechuga de pavo curado con sal y azúcar

Solomillo de pechuga de pavo curado con sal y azúcar

La salazón de los alimentos es y ha sido, el método de conservación más frecuente, sencillo y tradicional de todos los tiempos.

La sal contrae, endurece y deshidrata el alimento que vamos a conservar, mientras que el azúcar lo endulza y ablanda además de darle un bonito color tostado.

Si me sigues de hace tiempo verás que en mi recetario tengo varios alimentos en salazón (más abajo os dejo los enlaces directos a las recetas).

Hace unos meses Gonzala, me comentaba que ella hace los solomillos de pechuga de pavo en salazón igual que mi receta de “solomillo de cerdo curado con sal” y me creó tanta curiosidad que hice una prueba.

El resultado es sorprendente, la carne queda tierna y muy sabrosa.

INGREDIENTES

2 Solomillos de pechuga de pavo
300 gr. de sal gruesa
175 gr. de Azúcar
Media cucharadita de Pimienta molida

Adobo:
Pimentón agridulce
Orégano
Mezcla de pimientas recién molidas
Ajo seco molido
O cualquier otra especia que te guste

PREPARACIÓN del solomillo de pechuga de pavo curado con sal y azúcar

(1).- Limpiar los solomillos de cualquier resto de grasa que pueda tener la carne.
Mezclar el azúcar, la sal y la pimienta.

(2).- Poner lo solomillos en un recipiente donde quepan lo más justo posible, cubrirlos con la mezcla de sal, azúcar y pimienta. Taparlos con papel film.
Meter el recipiente con los solomillos en la nevera durante 36 horas (1 día y medio).

(3).-
 Pasado este tiempo, la mezcla de sal y azúcar se ha convertido en una especie de  sirope.

(4).-
 Sacar los solomillos de la sal y limpiarlos lavándolos debajo del grifo, secarlos bien con papel de cocina.

(5).-
 Rebozar los solomillos con las especias al gusto, haciendo presión con las manos, para que se adhieran a la carne y envolverlos por separado con papel de cocina o un trozo de tela de algodón fino.

(6).-
 Dejar reposar en la nevera en un recipiente con rejilla (sin tapar) durante una semana como mínimo, para que se sequen y se aromaticen con las hierbas.

Pasado el tiempo de secado, servir el solomillo de pechuga de pavo curado, cortado en finas lonchas con picos de pan como aperitivo o para hacer bocatas o cortado en taquitos para ensaladas… utilízalo como cualquier otro embutido!
Se conserva muy bien durante varias semanas, siempre envuelto y en la nevera.


Descubre todas las recetas del blog Ana en la cocina.


X