Del Blog Ana en la Cocina

Cuina menorquina - Caragols amb cranca

El caracol terrestre forma parte de la cocina mediterránea, como uno de los manjares más exquisitos.
La antigüedad del caracol en la dieta humana figura en el humilde menú mediterráneo desde la época talayótica, basándose en fósiles encontrados. Es en la época romana, hacia el año 25 antes de Cristo, cuando se encuentran las primeras referencias documentales sobre elaboraciones culinarias.

En Menorca hay varias maneras de preparar los caracoles, una de ellas son los “caragolins” (caracoles pequeños y blancos) hervidos con hiervas, verduras y patatas, y que forma parte del menú tradicional el día de San Cristobal. Los caracoles con salsa, al horno o con patas de cranca son un manjar para los amantes de de este molusco terrestre.

 INGREDIENTES

1 kilo de Caracoles
750 gr. de Patas de Cranca (Centollo)
Dos Cebollas grandes
2 Guindillas
2 hojas de Laurel
400 gr. de tomate triturado
3 dientes de Ajo
1/2 cucharadita de Pimentón
1 ramita de Perejil
30 gr. de Almendras tostadas
Sal y Pimienta
Aceite de Oliva

PREPARACIÓN

Lavar bien los caracoles cambiando el agua varias veces.

Una vez limpios, ponerlos en una cazuela cubiertos de agua, calentar a fuego lento para que salgan de las conchas y a continuación subir el fuego hasta que empiecen a hervir. Escurrirlos de esta agua y volver a ponerles agua limpia, una cebolla entera y pelada, laurel, guindillas y sal. Cocerlos durante 1 hora.

Retirar la cebolla y el laurel, escurrir los caracoles y guardar un vaso del agua de la cocción.
Cortar las patas de cranca en trozos pequeños.

Pelar y picar la otra cebolla.

Poner en una cazuela el aceite y saltear las patas de cranca. Sacarlas a un plato y reservar.

En el mismo aceite pochar la cebolla hasta que esté transparente, añadir el tomate triturado y freír durante unos minutos.

Poner en el vaso de la batidora el sofrito de tomate y cebolla, las almendras, los ajos pelados, el pimentón, el perejil, sal y pimienta. Triturar hasta que convertirlo en puré fino.

 

Poner en la cazuela los caracoles, las patas de cranca, el puré de sofrito y el vaso de agua de la cocción de los caracoles, mezclar bien y dejar cocer durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando. Dejar reposar varias horas.

Este plato gana sabor hecho de un día para otro.  Servir caliente.

 

Idiomas »
X